7 recomendaciones para evitar el robo de tus tarjetas bancarias

Descuidar tus tarjetas débito y crédito, así sea durante un abrir y cerrar de ojos, es la oportunidad perfecta para que los delincuentes se apropien de tu dinero.

imagen de persona que intenta hacer phishing

¡Protégete del skimming!

Tal vez sea una palabra nueva para ti. Pero si te contamos que es la modalidad que usan los ladrones para clonar tus tarjetas débito y crédito, el tema seguramente te resultará conocido.
El robo de tarjetas bancarias es un tipo de fraude que puede pasarte en un cajero electrónico o en cualquier tipo de comercio. A esta práctica fraudulenta se le conoce como skimming.
Básicamente consiste en copiar la información de la banda magnética de tu tarjeta a través de dispositivos de clonación muy pequeños o tableros de números falsos. Además, es usual que también se use una cámara para grabar tu clave.
En #CriminalMENTE te contamos cómo piensan los delincuentes para que estés un paso adelante y no caigas en la trampa.


¡Sigue estas recomendaciones y mantente alerta!

icon-celular
Antes de usar un cajero electrónico, verifica que no haya ningún aparato o dispositivo extraño en el lector de tarjetas, en el teclado numérico o en la parte superior de la pantalla.
Icon-calendario
Si detectas alguna anomalía en un cajero electrónico, informa de inmediato al banco o a la línea de emergencias 123.
Icon-mano-dinero
Nunca pierdas de vista tus tarjetas cuando realices una compra y al momento de recibir tu tarjeta verifica tus datos.
Icon-calendario
Nunca aceptes ayuda de extraños al realizar transacciones en cajeros automáticos.
Icon-mano-dinero
Protege y oculta tu clave mientras la digitas.
Icon-calendario
Cuando viajes notifica al banco para que pueda monitorear de forma correcta todas las transacciones de tu tarjeta de crédito.
Icon-mano-dinero
Cuando actualices el plástico de tu tarjeta, recuerda pasar un imán por la cinta magnética del plástico viejo y tú mismo destrúyelo en pequeños trozos.




Aprende a cuidar tu dinero, conociendo cómo piensan los delincuentes.